lunes, 16 de septiembre de 2013

Lo que la guerra se llevo

      Confundido. así se sentía. Se había despertado temprano para ir a trabajar como siempre, a cuidar los caballos. Pero unos guerreros irrumpieron en su casa, hablaron con su madre y lo llevaron mientras su madre lloraba. Se encontró viajando con ellos, y no era el único, habían otros chicos como el viajando con el. Aunque no lo quisiera admitir, el sabía a donde iba. Estaba enterado de los conflictos con los persas y sabía que una guerra se avecinaba. Un chico le preguntó:
      -¿Sabés a dónde vamos?
      -No estoy seguro- le respondió- creo que todos nosotros vamos a pelear con los persas.
      -¿Pelear? ¡siempre quise ser guerrero!- le dijo.
      "Pobre", pensó,"no debe entender las consecuencias". Lo miro. Parecía de su edad: pelo enrulado, larga nariz, la diferencia es que su túnica parecía mas costosa que la suya.
      Tras viajar un día entero, mitad a caballo, mitad a pie, por lugares aburridos con pasto y arena, llegaron a un lugar más fértil, con algunas plantas y árboles, y mucha mas gente. Le pusieron una armadura, le dieron una espada y le enseñaron algunas tácticas. En unas horas emprendieron viaje de nuevo, eran más e iban más sigilosamente.
      De repente, empezó: Los persas aparecieron, al parecer ellos conocían bien el terreno. Tenían la piel morena, la nariz más gruesa y pelo en la cara. Se abrió paso un par de veces, su tamaño lo ayudaba. Todo parecía ir bien, la disciplina griega ayudaba. Pero en el momento menos pensado, calló una lluvia de flechas.
     Trató de cubrirse pero no tenía escudo. Siguió luchando pero las flechas no tardaron en alcanzarlo. La primera le dio en el brazo derecho, vio como empezaba a sangrar y a debilitarse, por lo que cambió su espada de brazo y continuó. Pero unos segundos después sintió una flecha en su pecho, lo último que vio fue como su espada se clavaba en su oponente, un chico de su edad, y sentía como lentamente el cuerpo se le entumecía y el dolor se esfumaba, mientras la sangre corría por su espalda.

1 comentario: