lunes, 15 de mayo de 2017

Informe

Informe: Ideas para pensar mejor

El sitio edge.org crea anualmente una propuesta en la cual los científicos y pensadores más reconocidos de la actualidad participan respondiendo una pregunta que ayuda a “construir un mundo mejor”. Este año, la propuesta se centró en la interrogante “¿Qué idea nos ayudaría a pensar mejor?”, mencionando el concepto de que las herramientas que el humano crea modifican su entorno pero también modifican su manera de pensar y comunicar. Las ideas más importantes elaboradas, que a continuación serán tratadas en detalle, fueron: el fracaso, la sobre-estimulación, la incredulidad, la contradicción y la colectividad, entre otras.
Como se ha mencionado, el fracaso es un tópico discutido por Kevin Kelly, cofundador de la revista Wired y autor, quien objeta que el fracaso está desvalorizado y que es una práctica que debería cultivarse y fomentarse, ya que el aprendizaje proviene de los errores y de “romper cosas complejas para mejorarlas”. También, relacionada con esto, está la idea de la experimentación, tratada por el psicólogo Roger Schank, quien afirma que la noción de que se experimenta todo el tiempo está desatendida y se debería enseñar en experiencias cotidianas.

El planteamiento de la sobre-estimulación es discutido por el autor Nicholas Carr, quien dice que la información no es conocimiento y que las lagunas mentales, frecuentemente sufridas, son un ejemplo de la pequeña capacidad de la memoria humana: la sobrecarga cognitiva genera desconcentración y afecta la memoria. Con respecto a esta problemática, el escritor y empresario Don Tapscott concluye que se debe aprovechar la maleabilidad del cerebro humano para auto-moldearlo y diseñar cómo pensar, recordar y comunicarse, y así mejorar las funciones cognitivas y la eficiencia cerebral a través de pequeños ejercicios en la vida cotidiana y la educación.

El director del Centro de Neurobiología y Psiquiatría de la Universidad de California, Samuel Barondes, presenta el concepto de contradicción al comentar que todos los humanos son estandarizados y únicos a la vez. Agrega que el hecho de pertenecer a la misma especie promueve la fraternidad y el respeto, y el hecho de ser único, como el autodesarrollo y la creatividad, lo que enriquece la experiencia diaria. Otra contradicción distinta pero relacionada es la planteada por el cyberpunk y teórico mediático Douglas Rushkoff, al argumentar que las tecnologías creadas por los humanos pasan a su vez a controlar y modificar los pensamientos de estos, lo cual puede ser resuelto convirtiendo la idea de que las tecnologías tienen sesgos en conocimiento general.

Finalmente, la visión del zoólogo y escritor Matt Ridley es que la inteligencia particular de un individuo, el cual es alabado por “el resto”, no se compara con el fenómeno de redes, el cual logró el éxito de la especie y civilización humana, gracias a la inteligencia colectiva, la división de tareas y el intercambio. Asimismo, el escritor científico y autor, Plifford Pickover, menciona los descubrimientos caleidoscópicos, que significa la simultaneidad de un mismo hallazgo, que les ocurre a dos personas en la misma época pero por diversas razones. Esto demuestra que el clima y los conocimientos de una época le dan paso a ciertas ideas e inventos, lo cual es útil como herramienta cognitiva al exhibir la naturaleza de la innovación.

Con intención de sintetizar todas las ideas mencionadas para aprender a pensar mejor, se puede decir que, dependiendo del rubro, la mentalidad, e ideologías de los autores, las respuestas serán diferentes, pero a pesar de esto, muchas están cercanamente relacionadas. Los aprendizajes resultantes de dicha propuesta, por lo tanto, concientizan acerca de situaciones diarias en las que estamos siendo conformistas o que se podrían hacer de otra manera para estimular la mente y, por lo tanto, pensar mejor.

1 comentario: