lunes, 4 de septiembre de 2017

Ensayo

La distinta focalización de la historia de Dr Jekyll y Mr Hyde por Stevenson y Frears

La focalización de una obra está relacionada con el punto de vista narrativo que se le va a otorgar a la historia, dado que, dependiendo del narrador, se tendrá una cierta posición y distancia con respecto a los eventos, variando en el conocimiento/ interés de este. Tanto la película (Mary Reilly), como el texto (El Extraño Caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde), presentan focalizaciones distintas, con el fin de hacer énfasis en distintos aspectos de la misma historia y llegar a distintas conclusiones:


Dr Jekyll y Mr Hyde
Mary Reilly
Focalización
Interna variable
Interna fija
Estructura
“de afuera hacia adentro”
Testigo/paralelismo
Puntos de vista
3 distintas
Uno solo, secundario
Efecto
Causar reflexión sobre la otredad y la división, tanto social como personal
Generar un paralelismo entre la historia personal de Mary, una persona normal, y la del doctor/ Hyde

A pesar de que la focalización propiamente dicha de la historia es similar (focalización interna: el narrador va aprendiendo a medida que los personajes lo hacen), el enfoque que los dos autores quieren que el lector/espectador tome sobre la historia, sí difiere.

Por un lado, Stevenson da una mirada crítica y a la vez psicológica de la sociedad dividida en la que vive, a través de un personaje que se desdobla en su alter ego que a su vez es él mismo. A medida que se avanza en la historia, la focalización interna varía: pasa de ser un amigo del doctor que investiga la relación entre este y Hyde, ya que no la entiende, a ser un testigo de la transformación, a ser el mismo Jekyll, que explica el porqué de su accionar; así, el lector va adentrándose cada vez más en el suceso. Esta situación es solo un elemento para generar adentramiento y asemejarse a un policial, pero es importante tener en cuenta el lugar desde el que los personajes miran la situación: todos tienen una clara diferenciación entre el doctor y Hyde, ya que uno representa el bien y el otro el mal, y todas las miradas giran en torno a este concepto, ya a la “liberación ilegal” de una de las partes:

“Pese a mis dos caras, no era, en manera alguna, un hipócrita: las dos personalidades eran auténticas en mí; no era más sincero cuando ignoraba las restricciones y me llenaba de aprobio que cuando trabajaba […] para aliviar a miseria y el sufrimiento”
(Jekyll sobre sí mismo en la carta que le escribe a Frears: página 22, tercer párrafo bajo "Henry Jekyll explica lo sucedido
Por otro lado, el enfoque y estructuras de Frears van por el lao del amor y el sufrimiento, más que por la moral. La mirada interna de Mary, que va aprendiendo gradualmente de la situación del doctor, pero siempre desde su propio punto de vista, se relaciona, a su vez, con experiencias que le ocurrieron a ella misma en su infancia con su padre, que, a causa del alcoholismo, también contaba con “dos personalidades”. El efecto que se logra por eso es, por un lado, tener una mirada más empática y “experienciada”, como la de Mary, y el darse cuenta de que todos tienen una parte oscura, que puede desencadenarse bajo distintas circunstancias.

Un claro ejemplo del paralelismo entre Hyde y la historia personal de Mary, es una situación en donde ella sin querer rompió una taza en su infancia, y fue duramente castigada por su padre. La repetición de la ruptura de una taza en el “presente”, esta vez por Hyde, por la cual culpa a Mary y ella, a pesar de su trama, toma la culpa, demuestra que lo hace porque puede ver que en realidad ni Hyde ni su padre eran totalmente crueles e imperdonables.

Finalmente, la diferente focalización se ve en el desenlace, no por la mirada testigo, ya que tanto Mary como Lanyon presencian la transformación, sino porque en el libro, Hyde se suicida para no ir preso y por la sensación de estar atrapado en su cuerpo/la incapacidad de seguir haciendo el mal, mientras que en la película, el suicidio es a causa de que Hyde no quiere herir a Mary y sabe que lo va a hacer si no muere.

En conclusión, las dos historias son la misma, o casi la misma, pero si una persona leyera solo el libro o viera solo la película, tendría una mirada completamente distinta de los mismos sucesos: un análisis sobre la moral, lo prohibido y la opresión del deseo, o una mirada empática/comprensiva sobre el mal que todas las personas poseen.

1 comentario: